Acontecer MYPE

EMPRENDIMIENTO FEMENINO clave para el desarrollo

Gracias al trabajo interinstitucional entre Las micro y pequeñas empresas son la espina dorsal de la mayoría de las economías del mundo, y desempeñan un papel fundamental en los países en vías de desarrollo, como el nuestro.

Según los datos del Consejo Internacional para la pequeña empresa, este tipo de negocios, los que pertenecen al sector formal o informal de la economía, representan más del 90 por ciento del total de empresas, ya que generan entre el 60 y el 70 por ciento del empleo y son responsables del 50 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a nivel mundial.

En El Salvador, las MYPE y los emprendimientos representan la mayor parte del parque empresarial del país, con un 97% del total del mismo y cerca del 70% son lideradas por mujeres.

El Gobierno de El Salvador a través de la CONAMYPE implementa programas para el apoyo de las MYPE y personas emprendedoras en sus más de treinta puntos de atención en todo el país.

Por ello, la CONAMYPE desarrolla el Programa Nacional de Empresarialidad Femenina, es una política pública que busca lograr la autonomía y empoderamiento económico de las mujeres empresarias del país, a través de la disminución de los impedimentos de género que enfrentan las mujeres en la creación y el desarrollo de sus empresas, mediante entrega de herramientas especializadas de servicios de desarrollo emprendedor y empresarial.

En 2019 se brindó apoyo a más de 300 emprendimientos o MYPE lideradas por mujeres, otorgando más de dos millones de dólares en concepto de capital de trabajo o semilla a este tipo de negocios.

La experiencia y los resultados alcanzados en términos económicos y sociales, han posicionado el Programa Nacional de Empresarialidad Femenina, como una buena práctica a nivel de la región centroamericana, por lo que a la fecha CONAMYPE, se encuentra en un proceso de transferencia de este modelo a otros países que han tomado a bien adoptarlo, y en específico el de Mujer y Negocios.

CENPROMYPE consideró lanzarlo e implementarlo en 6 países; Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, República Dominica, y Belice.

Es necesario transformar la economía desde la sociedad, por eso a través del Gobierno central, ejecutamos políticas públicas en beneficio de los que impulsan el motor financiero del país; las micro y pequeñas empresas.

Translate »