Más del 76% de las MYPE acataron la cuarentena obligatoria.

La Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), realizó una encuesta para conocer el impacto del COVID-19 en la MYPE salvadoreña.

En el estudio participaron 3,152 MYPE (45.1 % lideradas por mujeres y 54.9% lideradas por hombres) de 185 municipios y pertenecientes a más de 45 actividades económicas.

Según el estudio, 8 de cada 10 MYPE cerró su negocio temporalmente durante la cuarentena, 4 de estas MYPE son empresas familiares, y casi 5 de ellas están formalizadas. Así como, 5 de cada 10 MYPE han realizado un cierre temporal de operaciones de sus negocios, considerando que para reactivarse es necesario el disponer de capital de trabajo.

De igual manera, la mayoría de las MYPE participantes en el censo consideran poder estar en situación de deuda o quiebra a corto plazo; 6 de cada 10 MYPE rondan los ingresos de venta de $ 10 a $ 100 diarias.

El estudio también reveló que, 7 de cada 10 MYPE tienen comprometido el 20.0% de sus ventas diarias, para el pago de sus deudas a terceros; y 2 de cada 10 MYPE, dicho porcentaje de deuda alcanza hasta el 40% de sus ventas diarias. Bajo la información recabada, se puede inferir que 9 de cada 10 MYPE poseen deudas.

Así mismo, el estudio reflejó que las MYPE están a la espera de los diferentes apoyos que el Gobiernos va a brindar al sector, pero algunas de ellas ya han recurrido al refinanciamiento para solventar compromisos con proveedores y cumplimiento de obligaciones de sus trabajadores.

Ante estos datos, el Gobierno de El Salvador, a través de la CONAMYPE esta diseñando estrategias y buscando apoyo económico de cooperantes internacionales, así como, con aliados locales para brindar el apoyo necesario para la recuperación de las MYPE afectadas por el COVID-19.

 

Translate »