Sector informal busca aplicar medidas de bioseguridad para iniciar labores.

El gobierno de El Salvador, a través de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), junto al Ministerio de Economía, sostuvieron una reunión con representantes del sector de vendedores informales de San Salvador para establecer protocolos para la aplicación de medidas para el combate y prevención del COVID-19.

Durante las reuniones, se establecieron detalles de las medidas que podría utilizar este sector empresarial en el Centro de San Salvador, así mismo se elaboró un croquis para conocer la ubicación de los negocios, además de la identificación de los rubros a los que pertenecen, y le establecimiento de un comité para poner en marcha dichos protocolos establecidos de manera conjunta.

Entre las propuestas, están la creación de kioskos en lugares con mayor aglomeración de personas donde se podría brindar alcohol gel, proceso de desinfección, uso de mascarillas, así mismo, ayudar en la forma adecuada los desechos de bioseguridad producidos por vendedores y compradores.

En la reunión participó  la Coordinadora Nacional de Vendedores, la cual aglutina a más de siete mil personas vendedoras del gran San Salvador, así como representantes del Consejo de Alcaldes y Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (COAMSS). Es de destacar que otras asociaciones de vendedores informales de Santa Ana y Municipios aledaños a San Salvador han mostrado su interés en participar en la implementación de estos protocolos de bioseguridad.

Translate »